Yedlin valoró la apertura del Gobierno a la Iglesia Evangélica

Yedlin valoró la apertura del Gobierno a la Iglesia Evangélica

Pablo Yedlin, precandidato a diputado nacional del Frente Justicialista por Tucumán, participó del primer  encuentro de pastores evangélicos que se desarrolló en el club Central Córdoba, ante la presencia de representantes de distintas denominaciones cristianas de la provincia.

Participaron además, su compañera de lista, Sandra Mendoza; el gobernador Juan Manzur; el ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin y el secretario de Relaciones Institucionales de la Provincia, Bernardo García Hamilton, quien organizó el encuentro y se destacó la presencia del conocido pastor Osvaldo Carnival.

Yedlin agradeció el trabajo social que lleva adelante la Iglesia Evangélica en Tucumán y la importancia de trabajar en conjunto con distintos credos y organizaciones.

“Agradecemos todo el trabajo que hacen y le pedimos que lo sigan haciendo. Yo soy judío y creo que todas las religiones tienen un mensaje similar”, expresó ante los pastores.

Explicó que “nuestro gobernador es maronita, Bernardo es católico y ustedes evangélicos, pero queremos un Tucumán mejor que estamos construyendo entre todos”.

Resaltó que “la mejor manera de hacer salud es previniendo la enfermedad y en ese sentido todo lo que ustedes pueden hacer con personas que caen en las adicciones o que necesitan una palabra de aliento tiene un impacto más grande que lo que los médicos hacemos”.

Finalmente, Yedlin señaló que “hay más de 800 pastores en Tucumán que hacen una enorme actividad social y el gobierno ha decidido agradecerles con este acto de reconocimiento; la sociedad la hacemos entre otros”.

En tanto, Mendoza que profesa la fe evangélica, aseguró: “Conozco lo que es la vida de un pastor y una pastora, la dedicación que tienen con las almas, el sacrificio y el trabajo social”.

Subrayó que “si  tienen una escuelita dominical, les dan el desayuno o la merienda; si tienen un comedor, también la iglesia se encarga de llevar el alimento. Hay muchas cadenas que se han roto y ya no existe esa pared que divide las iglesias y el Gobierno. El Gobernador pide que estemos todos juntos y como cristiana me llena el corazón de alegría”.

Manzur, en tanto, agradeció al pastor Carnival y a su esposa la presencia en Tucumán: “La Argentina tiene que renacer desde donde empezó (por Tucumán) y  celebro que estén aquí, que son hombres y mujeres de fe que llevan adelante una gran tarea que yo valoro”.

Tras definir a los evangélicos como “gente buena y sana que trabaja para otra gente” proclamó que  “a través de la fe y de la integridad, tenemos que lograr que vaya bien. Nos esforzamos todos los días para que en Tucumán haya trabajo, que dignifica al hombre y para que los niños estén en la escuela”.

Por su parte, García Hamilton resaltó la apertura del Gobierno con la Iglesia Evangélica: “Estamos juntos y abrazados para trabajar por Tucumán, con las puertas del gobierno abierto para la Iglesia Evangélica, que lleva adelante una gran tarea social con gente que sufre”.

Finalmente, el pastor Carnival invitó a los presentes a compartir una oración, en un momento de profunda fe y recogimiento compartido por todos.