Tucumán inauguró la tirolesa más extrema del país

Tucumán inauguró la tirolesa más extrema del país

Los amantes de la aventura están de parabienes. Ya funciona en San Javier la tirolesa más grande de la Argentina, con una distancia de 500 metros de largo y una altura máxima de 50 metros.

El secretario General de la Gobernación en uso de licencia, Pablo Yedlin, participó junto a  empresarios y autoridades de la inauguración de la atracción turística que concitó el interés de gran cantidad de público.

Estuvieron en el lanzamiento inicial el presidente del Ente Autárquico Tucumán Turismo, Sebastián Giobellina, el ministro del Interior, Miguel Acevedo y el presidente de la Cámara de Turismo de Tucumán y de la FET, Héctor Viñuales, entre otros referentes.

Yedlin expresó que “estamos encantados por probar esta tirolesa, que es la más larga de Argentina. Se la recomiendo a todos los tucumanos, por sólo cien pesos van a disfrutar de una experiencia única. Felicito a estos inversores que apuestan a San Javier y estoy seguro que con estos y otros proyectos que tienen en cartera, Tucumán va a seguir creciendo en turismo y este año hemos superado las mediciones  del año pasado. El turismo va a generar trabajo y mucha riqueza”.

Fiel a su condición de deportista, el precandidato no pudo evitar deslizarse por el recorrido al vacío de 500 metros.

Por su parte, Giobellina, que también usó el implemento, aseguró que “es un elemento turístico muy buscado en todo el mundo. Se espera una alta demanda y sumado a la  gastronomía, hotelería, los vuelos en parapente y el Cristo Bendicente, con todos sus miradores y otras actividades como cabalgatas, San Javier proporciona una gran oferta  de actividades para que los visitantes y también los tucumanos puedan disfrutar”.

Imanay o “hacer algo”

Facundo Bottini es el propietario del emprendimiento, denominado Imanay Aventuras.

Imanay es un término quichua que significa “hacer algo”, y representa de alguna manera las acciones de Bottini en la zona, que desde hace ocho años explota una hostería.

“Como el nombre lo indica, siempre buscamos qué hacer para que los visitantes de San Javier se queden más tiempo para aportar desarrollo a la gente del lugar y haya una mayor actividad económica”.

Asimismo, destacó la articulación público privada: “Esto se pudo lograr con el apoyo del Ente Autárquico Tucumán Turismo y otras áreas del Estado. No tenemos funcionarios burócratas sino personas que nos apoyan tanto en las parte pública como privada”.

Agregó que “tengo el compromiso del doctor Yedlin que siempre nos apoya”.

Sobre la tirolesa, explicó que está construida por los más altos estándares de seguridad. “Ha sido controlada por Defensa Civil, intervino la Dirección de Arquitectura y Urbanismo y el Ente de Turismo”, contó.  “La seguridad –agregó- está por encima de todo, los rodamientos, poleas y otros implementos están  homologados por las normas ISO, IRAM y el INTI”.

Añadió que “pasó por todo los controles y nuestra indumentaria de seguridad es marca Petzl”.

Finalmente, contó que la tirolesa fue construida por una empresa especializada y que el cable que soporta la silla aguanta 15 mil kilos.

En tanto, Mateo Chaile, encargado de la tirolesa, explicó el mecanismo de uso: “Se compra la entrada en el museo del Cristo y se llena un formulario. Luego el pasajero se ubica, se ajusta bien las piernas y la cintura,  se coloca una cinta con el rodamiento y se lanza desde la rampa de salida”.

Especificó que “por protocolo deben usar casco y guantes”.

Las condiciones para acceder es ser mayor de 12 años y pesar más de 40 kilos.