Yedlin compartió la tarde con vecinos del barrio Ejército Argentino

Yedlin compartió la tarde con vecinos del barrio Ejército Argentino

El precandidato a diputado nacional, Pablo Yedlin, recorrió el barrio Ejército Argentino, dialogó con los vecinos y visitó el merendero Gotitas de Miel, donde participó de la entrega de una cocina.

Acompañado por la legisladora Elena Cortalezzi y el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin,  el secretario General de la Gobernación en uso de licencia, se interiorizó sobre los problemas del barrio.

Al respecto, Pablo Yedlin señaló que “hablamos con los vecinos y visitamos el merendero. Charlamos sobre las  dificultades de las familias, observamos módulos habitacionales recientemente inaugurados y conversamos con personas con discapacidad para ver junto al ministro de Desarrollo Social cómo podemos acercar alguna respuesta”.

Agregó que “el contacto con la  gente nos enseña su situación. El que se queda en una oficina se aleja de la realidad. Todo está muy complejo, difícil y la gente necesita que estemos cerca”.

En ese sentido,  insistió que  “la importancia de estas recorridas radica en conocer la realidad, dar la cara,  mirar a los ojos a los vecinos y corregir el rumbo si nos equivocamos. Hacemos política para que la gente esté mejor”.

Por su parte, Cortalezzi destacó la labor del merendero, al indicar que “cuando los chicos salen a la tarde de la escuela vienen a merendar, jugar y aprender”.  

Además, agradeció al Gobierno la entrega de la cocina. “Antes preparábamos la leche con leña  por lo que agradecemos al gobernador Manzur y su equipo por este implemento tan necesario”, expresó.

También, ponderó las recorridas de Yedlin por los barrios. “Me parece muy bueno que el precandidato recorra, aunque siempre lo hizo. Él será quien nos va defender en la Nación”.

A su turno, Alejandra Ale, colaboradora del merendero, contó sobre el funcionamiento de la institución: “Chicos del barrio Ejército Argentino vienen de lunes a viernes a tomar la merienda. Preparamos bollos y una panadería nos dona tortillas”.

Según Ale, unos 60 niños concurren al merendero y debido a la situación económica, todos los días se suma alguno más.

Yedlin acompañó a los chicos en la merienda y compartió unos mates con los vecinos.