“La lectura nos abre un mundo aparte”

“La lectura nos abre un mundo aparte”

Pablo Yedlin es un apasionado por la lectura. Ámbito que frecuenta, deja en claro su fervor por escritores que van desde Borges hasta Pérez Reverte y se autodefine, sin jactancia, como un buen lector.

En consonancia con sus conceptos, visitó el Segundo Festival de la Palabra de Tucumán, que se desarrolla en el marco del Julio cultural en el Centro Cultural Virla, donde confluyen más de 200 escritores del NOA.

Estuvieron con Yedlin en el encuentro, la diputada Miriam Gallardo, el ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin; el secretario de Relaciones Internacionales, Humberto Neme y el secretario de Extensión Universitaria, Marcelo Mirkin.

Al respecto, Yedlin indicó que “acompañamos a la Secretaría de Extensión en la segunda edición que suma a todos los escritores de la región  de distintos géneros, tanto los afamados como los que hacen sus primeras armas en las letras y es una manera de escucharlos y estimularlos en esto que es tan importante como el hábito de la lectura”.

Sobre la lectura, el precandidato resaltó que “se nos abre un mundo aparte cuando aprendemos a leer”.

Además, ensayó una exégesis de su condición de lector: “Tengo la gran suerte de tener padres y hermanos lectores que me llevaron a esta experiencia, que es muy recomendable. Cuando trabajaba de pediatra le recomendaba a los padres que incentiven a sus hijos  a leer y les acerquen literatura acorde a la edad para intentar transmitir el legado, que es mucho más fácil si los padres tienen el hábito de leer”.

Yedlin explicó que “la carrera (de médico) me obligaba a leer, pero siempre he consumido mucha literatura de ficción, poesía y Borges, del que muchos creen que es difícil o complicado, pero cualquiera puede disfrutarlo con un esfuerzo mínimo”.

Asimismo, diferenció la lectura de libros de las series de televisión o el cine: “Al leer un libro la imaginación se pone de manifiesto y a diferencia de una película, se debe imaginar la imagen y eso genera un esfuerzo que después se activa y genera más ideas. La lectura nunca podrá ser sustituida; tiene un plus que permite imaginar la trama, la situación, los ambientes y hasta los olores”.

Yedlin reveló un detalle íntimo: “Tengo tres hijos y los tres leen pero menos que yo a su edad, y tiene que ver con el avance de lo digital. Yo también leo en libros electrónicos pero no dejo el papel”.

Y volvió a mencionar al autor de El Aleph: “Descubrí a Borges en el colegio secundario y me acompañó toda la vida. La lectura es una experiencia alcance de todos, no sólo para universitarios o doctorados. Hoy es accesible y hay apoyar a los escritores que hacen un enorme esfuerzo”.

Sin afirmarlo con contundencia para evitar caer en detrimento de otras obras, sugirió que Ficciones de Borges es uno de sus libros favoritos.

“Ficciones es uno de los que más me gustan pero hay muchos otros, ahora estoy leyendo Hombres buenos, de Arturo Pérez Reverte”, concluyó.

El evento

La coordinadora de Cultura  de la Secretaría de Extensión Universitaria, Claudia Epstein, explicó que “el Festival de la Palabra reúne a escritores de todas las disciplinas literarias de la región. Tenemos más de 270 escritores que se han inscripto para participar desde Jujuy hasta Catamarca y desde Buenos Aires hasta Santiago del Estero; cada uno con su tinte particular”.

Agregó que “la palabra es la forma en que nos expresamos los seres humanos y nos identifica como personas e integrantes de la comunidad”.

Finalmente, contó que “las actividades serán variadas, habrá rondas de lecturas en distintos formatos, los tradicionales y los digitales y también presentaciones de libros”.

El encuentro se extenderá hasta el 21 de julio  desde las 17 hasta las 22 en el Centro Cultural Virla y también en el Árbol de Galeano.