“El juicio en ausencia reivindica el derecho de las víctimas a tener justicia”

“El juicio en ausencia reivindica el derecho de las víctimas a tener justicia”

El diputado Daniel Lipovetsky retomó la idea de impulsar la aprobación del juicio en ausencia para aplicarlo a distintos casos de gravedad penal, genocidio, terrorismo, narcotráfico, entre otros. Por ejemplo el juicio a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA.  

En declaraciones a Radio Jai, el diputado nacional del Frente Justicialista por Tucumán, Pablo Yedlin explicó su adhesión al proyecto y los alcances del mismo. De aprobarse las modificaciones podría aplicarse no sólo para los iraníes acusados del atentado a la AMIA, sino además para otros casos resonantes.

¿En qué se justifica este proyecto?

El proyecto sobre juicio en ausencia, no es un tema exclusivamente argentino, sino que es el resultado del avance que las nuevas constituciones y pactos internacionales han generado, en donde el derecho de las victimas aparece por primera vez como algo destacado, se considera que ellas tienen derecho a que se haga justicia y no como eran las legislaciones clásicas en donde se hacía hincapié en que el imputado tenga derecho a una defensa apropiada.

Si además sumamos  las nuevas modalidades de delitos organizados, por ejemplo el terrorismo internacional, el narcotráfico, la venta de armas, la trata de personas han hecho necesario que muchos países tuvieran que optar, después de la Segunda Guerra Mundial, por este tipo de metodología para aquellas personas que están procesadas por delitos graves pero que  por algún motivo no pueden o no quieren comparecer en el país donde se lleva adelante el juicio y que viven en países en donde no es posible solicitar la extradición.

Por ejemplo, el juicio en ausencia autorizado en Francia, ha permitido que se juzgue a Astiz, responsable del crimen de las monjas francesas, también permitió que jerarcas nazis que habitaban en Argentina hayan sido juzgados en ausencia en Italia. Es una herramienta que permite en definitiva que se haga justicia.

¿En qué va a mejorar el camino hacia la justicia?

Lo que nosotros tenemos que buscar son sistemas que permitan equiparar el derecho a la defensa de personas enjuiciadas con el derecho que les cabe a las víctimas de que la justicia se expida. El acusado en juicio en ausencia tiene derecho a la defensa como cualquiera, inclusive hay experiencias en donde las penas pedidas por los fiscales han sido reducidas, o inclusive hay personas que han sido absueltas en este tipo de juicios. No es un juicio de culpables, sino uno en que se respetan todas las garantías. El acusado tiene todo el derecho a presentar un abogado  y sino lo hace el Estado tiene que garantizarle un defensor. Estoy convencido que  hay que acompañar este proyecto cuanto antes. Hay que tratar de que no se dilate más el tiempo, para que no desaparezcan las pruebas ni los culpables, y las víctimas después de 25 años de estar a la espera encuentren verdad y justicia.

¿Cuándo se va a tratar porque estamos en un momento electoral?

Vamos a intentar que la Comisión de legislación penal le dé dictamen cuanto antes. Entiendo que  es un tema que no tiene nada que ver con las elecciones, y la mayoría de los diputados debieran estar de acuerdo en tratarlo a pesar del momento electoral. Para ello se debe contar con la convocatoria de la presidenta de la Comisión de Legislación Penal, que es de Cambiemos. La comisión a su vez tiene que sacar dictamen, y este tiene que llegar al recinto y el presidente de la Cámara tiene que llamar a sesión ordinaria y ahí deberemos tratarlo para darle media sanción y elevarlo a la cámara de senadores.

Todos estos temas en un contexto donde el Congreso está prácticamente clausurado por el oficialismo lo hacen difícil, pero el tema está para ser tratado y este es el momento para hacerlo. No queremos llegar al 18 de julio sin avances porque es una fecha que a todos los argentinos nos duele muchísimo, sobre todo a los que buscamos la Verdad y la Justicia en este tema.

Pero repito esto excede el tema AMIA porque como decíamos antes es un mecanismo que nos permitirá trabajar sobre otras causas basadas en otro tipo de delitos, y además daría un mensaje disuasivo a aquellas organizaciones que pretenden usar nuestro país como blanco de sus actividades delictivas.