Faltante de vacunas:

Faltante de vacunas: "Intentamos que el Gobierno Nacional nos escuche"

En una entrevista radial con LV7, el diputado nacional Pablo Yedlin volvió a ponderar la importancia de las vacunas. Destacó que la nueva ley de vacunas que hoy rige en Argentina,  “establece que todos los argentinos debemos ponernos la vacuna de acuerdo al grupo de riesgo que pertenezcamos y esta obligación tiene un carácter solidario porque nos vacunamos para protegernos a nosotros y para evitar que algunas enfermedades se propaguen, ojala tuviéramos vacuna contra el Hantavirus, en este momento sería una enorme solución y de la misma manera  otras enfermedades que hoy parecen inexistentes como por ejemplo el Sarampión, la Poliomelitis, la Meningitis o Neumonía se estarían propagando si no fuera que todos nos estamos vacunando”.

Consultado por las denuncias de falta de vacunas en muchas provincias argentinas Yedlin declaró que “la faltante de vacuna es de mucha preocupación, no tiene que ver con la ley, porque la ley sí aclara quién es el responsable de que las vacunas estén en los vacunatorios y también se refiere a que las provincias y los municipios no tenemos que salir a comprar vacunas, sino que las vacunas van a llegar a cada vacunatorio desde Nación de manera gratuita y obligatoria. Desde el año pasado están habiendo faltantes, por ejemplo la de meningococo que se tienen que poner los chicos a los 3 meses, a los 5 meses, a los 15 meses,  y a los 11 años”.

El médico tucumano especialista en políticas de salud explicó que “como el gobierno nacional compró menos cantidad de dosis se decidió que cada jurisdicción hiciera lo que podía con la cantidad que tenía. Entonces cada provincia lo resolvió como pudo, Tucumán dejó sin vacunar a los chicos de 11 años contra Meningo, aunque ese no era el objetivo. En relación a ese problema de faltante desde Nación dijeron que iba a estar resuelto y sigue sin resolverse. Lo dijeron en la CONAIM (Comisión Nacional de Inmunizaciones). Otra vacuna que falta es la Triple Bacteriana Acelular que se ponen los chicos a los 11 años y las mujeres embarazadas, es para evitar la Coqueluche en bebés muy chiquitos. Esa está en falta y la verdad que no hay excusa porque la Secretaría de Salud depende de la ministra Carolina Stanley y tienen el presupuesto garantizado, porque cuando se discutió el presupuesto el tema vacuna había quedado garantizado con más de 12 mil millones de pesos que garantizaban la compra de todas las vacunas, sin embargo hay faltante de vacunas en el país y estamos pidiendo los informes al Ministerio de Desarrollo y la secretaría de Salud para que nos explique qué está pasando con esto”.

Sobre si les cabría algún tipo de sanción a los funcionarios que no cumplen con la promoción de los planes de vacunación, Yedlin señaló que “se trata de la responsabilidad que tienen los funcionarios sobre las tareas que tienen que hacer. Con lo cual estaríamos ante una situación de incumplimiento de los deberes del funcionario público. Es un error de gestión grave dado que esto puede generar problemas de Salud Pública en Argentina. La nueva Ley de Vacuna lo que hace es obligarnos a los ciudadanos a que vayamos con nuestros hijos a vacunarnos según lo que corresponde por nuestro grupo de edad y riesgo, y el gobierno tiene la obligación de garantizar que haya vacunas en los vacunatorios. Y el gobierno provincial debe poner en los CAPS vacunas y vacunadores para que todos accedan. El mensaje es que desde el Estado hay que hacer bien las cosas que tenemos que hacer”.

El diputado del Frente Justicialista por Tucumán reiteró que “hemos hablado muchas veces con Rubinstein e intentado acercarnos a Carolina Stanley y en las palabras dicen algunas cosas pero en los hechos pasan otras. Hay que estar muy atentos porque lo que puede pasar en Argentina es que reaparezcan enfermedades que parecían superadas. Porque cada vez que un país dejó de vacunar las enfermedades reaparecieron. Europa es un ejemplo claro con Sarampión, Brasil es un ejemplo claro también, Venezuela con difteria, o sea no es una situación en la que podamos quedarnos tranquilos y esperar nuevas elecciones para que cambien los referentes, son estas mismas autoridades quienes tienen que cambiar la gestión y garantizarle las vacunas a todos los argentinos.

Cuando no se vacuna, la población se enferma y esto termina trayendo muchos problemas a la sociedad. La ley es clara, los recursos están garantizados y los tienen que usar. Entendemos que esta es una situación que se tiene que revertir, no está pasando en todas las vacunas, pero ya con que falte en algunas nos tienen que habilitar varias alertas. Estamos intentando que este Gobierno Nacional que es bastante insensible ante las quejas nos escuche”.

En torno a la campaña de vacunación en Tucumán, Yedlin explicó que “en Tucumán se está trabajando muy bien, y tenemos una población muy dada a las vacunas, pero acá también están faltando vacunas, no estamos exentos de estos temas. En el congreso vamos a trabajar a partir de febrero en sesiones extraordinarias y para el año en curso tenemos proyectos propios”.

También se refirió a los proyectos que se van a encarar desde la comisión de Salud en la cámara de Diputados: “Tenemos uno que tiene que ver con la jubilación de los sectores de salud, que queremos equiparar a los trabajadores de la educación, nosotros tenemos médicos, enfermeros, oncólogos, bioquímicos, agentes sanitarios que trabajan en hospitales públicos en condiciones muy complejas y atendiendo a la necesidad de Salud de todos los argentinos y la verdad es que entendemos que merecen el mismo sistema jubilatorio que todos los docentes que tienen el 82 por ciento móvil entendido sobre el último salario. Después tenemos un proyecto sobre la venta de anti microbianos, para que no se puedan vender antibióticos sin recetas, dado que muchas veces pasa. Y luego un proyecto que tenemos junto  a ANMAT que es para controlar los precios de los medicamentos de Argentina que han tenido una evolución de los precios muy por encima de la inflación promedio en nuestro país”.

Para finalizar, hizo un llamado de atención al rumbo económico que está imprimiendo el gobierno nacional y recordó que “todos los indicadores económicos están mal, hemos empeorado el poder adquisitivo del salario, el empleo, las actividades industriales y todo lo que hace a las familias, ha empeorado y no creemos que esto pueda revertirse, ya han equivocado las políticas, no tuvieron voluntad de cambiar, y nosotros creemos que lo que tienen que cambiar son las políticas económicas, no hay manera de que con estas políticas el país salga adelante. Esperamos que cuanto antes se pueda mejorar, pero este año no va a ser un buen año y tras el acuerdo con el FMI lo único que se está garantizando es que aquellos que nos dieron plata puedan cobrar el recupero de sus deudas, esto está haciendo el FMI y nuestro gobierno lo único que hace es bajar el gasto público, pero una de manera muy irresponsable y construyendo un Estado débil que no da las soluciones que la gente necesita”.