“Necesitamos un peronismo amplio”

“Necesitamos un peronismo amplio”

Pablo Yedlin fue entrevistado en una emisora tucumana por el periodista Jorge Rodríguez y compartió reflexiones contundentes sobre la Ley de Presupuesto de reciente aprobación, la situación política del país y de la provincia y el futuro del peronismo.

Entre sus declaraciones, se reivindicó manzurista de la primera hora, “Mi historia en la política tucumana nace de la mano de Manzur” dijo Yedlin y agregó que “nació cuando me trajo para ser secretario de salud de la provincia y me presenté al gobernador Alperovich. O sea soy manzurista de la primera hora. Yo era médico pediatra y hacía terapia intensiva, Manzur viene de La Matanza y me pide colaboración para generar un plan de salud porque la salud estaba hecha un desastre”, sostuvo.

“Trabajamos y fuimos a verlo al gobernador José Alperovich para presentarle el programa, y ahí trabajé como secretario y luego como ministro cuando Manzur fue a ocupar un cargo en una cartera de la Nación. Luego cuando Manzur pasó a ser gobernador yo pasé a ser secretario general de la gobernación. Yo no reniego de mi historia ni de mi agradecimiento al contador José Alperovich”.

Luego destacó que “Juan Luis Manzur tiene que repetir 4 años más, él y Osvaldo Jaldo. Eso no quita que reconozca el enorme trabajo que se hizo durante 12 años”.

Presupuesto 2019

El diputado Yedlin fue uno de los diputados provinciales que dio quórum en la sesión en donde se discutió el presupuesto nacional y se defendió de las críticas que recibió: “Hemos dado paso a una Ley de Presupuesto que era muy discutible, que tiene graves problemas en su definición marco y esconde políticas económicas que no van a hacer que mejore el trabajo ni la economía argentina. Porque no todos vienen perdiendo en Argentina, hay un pequeño grupo que ha tenido ganancias extraordinarias, exportadores, productores de energía, el sector financiero, esos grupos han tenido enormes ganancias y han tenido que ver con políticas económicas que han beneficiado a estos grupos concentrados y que han generado una situación económica grave con una deuda enorme para el país. Que nos va a ser enormemente difícil de pagar”.

Consultado sobre su rol como diputado se preguntó “¿cuáles eran la opciones? Si no votábamos la Ley se reconduce el presupuesto del año pasado. Cuando uno tiene los niveles inflacionarios del año pasado íbamos a estar dejando para uso discrecional de Marcos Peña nada menos que 1 millón de millones de pesos. Hicimos lo que consideramos mejor en el marco de las opciones reales. El mal menor fue que se haya aprobado, hicimos lo que teníamos que hacer”.

En relación al modelo económico que propone el ejecutivo expresó que “solo se benefició a un sector económico en desmedro de todo el resto. No es verdad que la única opción sea endeudarse a niveles exorbitantes. Ellos aumentaron el déficit fiscal porque teóricamente de esta manera iba a bajar la inflación y sin embargo no fue así. No bajó la inflación, sino que aumentó. Si vos pones el déficit fiscal primario como único objetivo te equivocas y generas un círculo vicioso que hace que la cosa este cada vez peor. Eso habla de lo que está pasando con la economía real de la Argentina. Es verdad que estaban atrasadas las tarifas pero eso no justificaba esta apertura indiscriminada y pornográfica que hizo que el país se llene de capitales especulativos”.

Sobre el rol de la oposición política, el diputado nacional dijo que “se les dio todo lo que pidió al gobierno, se le aprobaron todas las leyes y sin embargo nada de eso sirvió para implementar políticas beneficiosas para el pueblo. Hoy estamos endeudados en un 80 por ciento del PBI en dólares y fueron dólares que entraron, se transformaron en pesos para cubrir el DF para no emitir y luego volvieron a transformarse en dólares y se fueron otra vez. En el gobierno hablan de tormenta, pero una cosa es prepararte para la tormenta cuidándote y otra muy distinta es abrir las ventanas para que entre el agua”.

Tercera posición a nivel nacional

Yedlin pintó un panorama futuro con opciones innovadoras. Afirmó que “tenemos que buscar alternativas a este gobierno que no necesariamente implique volver al pasado. Hay una tercera alternativa que no es esto ni lo que tuvimos en el pasado, esa alternativa es el Peronismo Federal”.

Luego aclaró que tiene que ser un espacio amplio pero no subordinado a un único liderazgo. “Hay que reconocer que la actual senadora Cristina Fernández de Kirchner en las últimas tres elecciones perdió a nivel nacional. Cuando no lo apoyó a Daniel Scioli nos llevó a una derrota, nos hace perder el bastión de la provincia de Buenos Aires cuando no acepta competir con Randazzo. Ha tenido enormes desaciertos políticos, y eso requiere una autocrítica. Ella debería participar en una construcción peronista que la incluya pero a partir de una autocrítica, o sea que represente también al Peronismo Federal. Pero no necesitamos que un grupo de jóvenes de la provincia de Buenos Aires que vienen perdiendo las últimas tres elecciones se crean que van a manejar el peronismo de la Argentina”.

A nivel provincial, elogió lo hecho por el gobierno de Alperovich en Tucumán. “Yo creo que muchas cosas que se hicieron durante 12 años fueron muy buenas, en Tucumán hubo mucha obra pública, se fortaleció mucho la economía, aumentó el limón, el azúcar, el bioetanol, el arándano, la frutilla, la palta. Fue un proceso que en ese momento le hizo bien a la provincia. Hoy cambió mucho el contexto nacional, no podría repetirse la experiencia, hay que recrearla con nuevos criterios. Pero esa gestión hizo 300 escuelas, incorporó el secundario obligatorio, hizo muchas cosas, pero hoy estamos en otra etapa, claramente”.

Luego matizó con críticas: “Hay una deuda enorme, pero si repasamos lo que se hizo hay que reconocer que veníamos de una situación muy complicada. Con hospitales destruidos, la mortalidad infantil era la peor provincia de la argentina, hoy es otra situación. Hemos dado un salto en calidad y estamos en la media del país.  Es una provincia que ha dejado de ser el emblema de la pobreza más grave del norte argentino, pero claro que podemos volver para atrás. Porque avanzar  requiere trabajo, perspectiva, contemplar a grandes sectores que no han sido incorporados ni capacitados para el trabajo y que se contenga a esas personas. Requiere un Estado presente pero también que genere en el sector privado oportunidades de crecimiento. No es verdad que no se haya hecho nada en 12 años”.

La economía es el déficit

En relación a la eterna crisis económica argentina, Yedlin subrayó que “en el país tenemos que plantear si hay un futuro para la Argentina. Nosotros tenemos un problema estructural que es que necesitamos más dólares de los que producimos. ¿Cómo se hace eso?, ¿Haciendo lo que hace este gobierno? Creo que no, este gobierno ha hecho una apertura indiscriminada que desvaloriza nuestra economía de manera permanente. Pero encima sus únicos programas son llevar el Déficit Fiscal a cero, pero eso no es suficiente, eso no es política económica”.

Manzur y el mundo

También se refirió a los resultados de la última gira internacional del gobernador Juan Manzur. “En el último viaje hemos abierto las puertas a muchas oportunidades de negocios, capacitaciones, de intercambio en salud pública, universitarios, ciencia y técnica, ha sido una gira productiva. La infraestructura dura que se ve en otros países todavía sigue siendo utópico para nosotros que no tenemos agua y cloaca. Pero si todo lo que pedimos de deuda se termina yendo en fuga de capitales porque todas las empresas que generan dólares la sacan afuera porque no hay ninguna normativa que lo impida, los capitales se fugan. Nosotros tenemos nuestra fortaleza que son nuestras economías regionales, frutilla, palta, nuez, arándanos, todos lo que exportamos son fortalezas, pero tenemos que generar más fortaleza, más recursos, más dólares etc. y claro, cuidar el gasto también”.

Luego agregó que “Cuando se habla de que acá tenemos el gasto político alto eso no es verdad. No está ahí el problema. El problema en la argentina es que nosotros tenemos un país con un sistema fiscal en donde por un lado pagamos impuestos, algunos sí y otros no. Acá hay gente que está en negro y otros que evaden muchísimo. Y después tenemos que poner altos niveles a los que sí pagan para que la salud pueda ser pública, la educación gratuita, las vacunas gratuitas, la seguridad gratuita y buena. Eso es un país caro, entonces tenemos que entender el país que queremos y generar esos recursos”.

En relación a los desafíos del Estado priorizo la necesidad de mejorar la seguridad y dijo que “hay que hacer que los sistemas sean más eficientes, mejorar la calidad de lo que se brinda. Mejor educación, calidad de salud, seguridad. La inseguridad viene de largo y empeorando, tiene que ver con la desigualdad, mucho más que con la pobreza. Argentina se hizo más desigual en los últimos años, hay causas económicas de base que hay que trabajar. Estas cosas son importantes para entender el fenómeno. También la cultura, la opción del trabajo. Pero eso no quita que nuestras fuerzas de seguridad tienen que hacer un trabajo preventivo y represivo cuando se lo necesite. Hay que decir que este gobierno nacional no ha apoyado al gobierno provincial ni con un peso. Antes, en el gobierno nacional anterior llegaban armas, patrulleros, chalecos, etc. Hoy eso no existe. No mandaron ni recursos para las obras de las inundaciones. Todo lo que hacen es mentir”.