“No votaremos un presupuesto que no promueva la producción ni el trabajo argentino”

“No votaremos un presupuesto que no promueva la producción ni el trabajo argentino”

Mientras el Gobierno se prepara para lograr que se apruebe hoy el proyecto de Presupuesto 2019 con votos propios y algunos apoyos extrapartidarios en el debate, organizaciones sociales y gremios se movilizan al Congreso en rechazo de la iniciativa, los diputados tucumanos tuvieron sesiones maratónicas para tratar de incidir en un dictamen que incorpore algunos puntos que mejoren el panorama de ajuste.

El diputado del Frente Justicialista por Tucumán, Pablo Yedlin expresó en una en Radio Nacional Tucumán que “hemos modificado muchas cosas del presupuesto original que llegó a la Cámara; hemos conseguido aumentar recursos para el INTA, el CONICET y las universidades y temas que tienen que ver con transporte público. Entendemos desde Tucumán que es importante que el Gobierno Nacional tenga su presupuesto, aunque no compartimos los fundamentos y objetivos finales de una iniciativa que no apuesta a la producción argentina y al trabajo de su gente”.

Indicó que “los diputados tucumanos vamos a acompañar la sesión y a dar quorum porque nos parece que es una herramienta que el Gobierno Nacional tiene que tener, pero en líneas generales no coincidimos con muchas de las cosas que este presupuesto traía y no se han podido modificar porque tienen que ver con la mirada macroeconómica del gobierno”.

Yedlin confirmó que se sentará junto a Gladys Medina y a José Orellana en el recinto, aunque no votarán la iniciativa.  “Vamos a acompañar la adenda que firmó el Gobernador; de todos modos, la sesión incluye otras leyes. La addenda que pasará por ratificación de nuestra Honorable legislatura de Tucumán, también temas de Ganancias y Bienes Personales.

Empero, sostuvo que “es probable que Cambiemos ya haya logrado los votos, hay muchas provincias que están con necesidad de recursos discrecionales del Estado Nacional que le impide tomar decisiones más allá de lo que opinen específicamente de esta ley de presupuesto. No vamos a hablar mal de algún compañero que en este caso va a tener que acompañar decisiones desde sus provincias. Igual se ha trabajado en cambiar muchos artículos que pretendía el proyecto original. Por ejemplo las condiciones de préstamo o arreglos de deuda del Estado Nacional, que antes era arbitrario y dependía de criterios de mercado. Hemos mejorado el tema de la imposición a biocombustibles, temas universitarios, monotributos cañeros y tabacaleros, ha habido trabajo y hemos podido incidir y morigerar algunas cosas”, fundamentó.

No obstante, afirmó que “no debemos acompañar un presupuesto que desde el punto de vista macro económico define una argentina financiera y no productiva. Estamos frente a una situación en donde la producción argentina está en crisis porque nadie puede invertir un peso en un país donde hay tasas del 70 por ciento con un dólar fijo, lo que la define como tasa en dólares, y sin una mirada de salida, un país que tiene una deuda de 60 mil millones con el FMI, donde se destruyó el consumo, el trabajo, la salud, la educación, aumentó la pobreza, la indigencia, todos los pilares que creemos que deberían ser fortalezas van para atrás. Es nuestra responsabilidad política expresar esto hoy en la cámara, dando quorum, pero no acompañando un presupuesto que no ayuda o que no orienta a las necesidades de desarrollo de la Argentina”.

En relación al estilo de gobierno del oficialismo, el diputado del Bloque Argentina Federal reclamó que “hubiera estado bueno conocer el acuerdo con el FMI, pero es un tema hermético para el Gobierno. El año pasado, cuando aprobamos el presupuesto, pasó que a los dos días desde el Gobierno modificaron las variables macro y eso le quitó todo tipo de valor a lo votado, al presupuesto aprobado”.

Y agregó con énfasis que “hubiera dado tranquilidad conocer la letra chica del acuerdo. El ajuste que hay en salud pública es de enorme preocupación, que casi todos los programas sanitarios vayan a sufrir un achique de sus partidas, aunque el número nominal aumente un poco es grave. Los programas Materno Infantil, de Medicamentos, HIV, Vacunas, todos van a ser afectados”.

Advirtió que “necesitamos que antes de presentar un proyecto como se presentó, se lo hubiera puesto en una discusión previa, no hubo eso, no hubo ni debate ni conocimiento. Quedaron muchos temas, que son discutibles”.

Para cerrar destacó que “el recorte del subsidio al transporte es un tema que es grave para las provincias, también que el Fondo de la Soja no sea parte ya del presupuesto. Tucumán va a estar muy complicado el año que viene en cuanto a que las partidas que le corresponden se verán afectadas. Solo coincidimos en que este gobierno fue elegido, tiene que gobernar y necesita herramientas de gobierno. Pero la situación del país es muy grave”, terminó.