Buscan frenar el DNU de Macri que le arrebata fondos a las provincias

Buscan frenar el DNU de Macri que le arrebata fondos a las provincias

Pablo Yedlin expresó en una entrevista en Radio Zónica de Buenos Aires que “sentimos preocupación por la decisión del gobierno nacional de eliminar la distribución del Fondo Federal Solidario porque son producto de las retenciones a las exportaciones de granos y en las últimas semana este gobierno ha vuelto a aumentarlas. El gobierno las sigue cobrando y a partir del DNU se dejaron de redistribuir a las provincias. Se establecía que este FFS se iba a sostener según el pacto fiscal, pero este DNU borra con el codo lo que se escribió con la mano y esto ha hecho que Tucumán haya dejado de recibir estos recursos. En un año son 1200 millones de pesos. Eso sin contar lo que le queda al gobierno por la suba de retenciones que ahora van a tener, a partir de sumar 4 pesos por dólar exportado. Estamos intentando derogar el DNU. Hemos convocado para el miércoles 19 de septiembre a una sesión especial para intentar derogarlo y poder charlar estos temas con el gobierno nacional para que haya un diálogo fructífero”.

También se refirió a “los recortes en salud y educación, y ahora al transporte. Definitivamente en los 90´ la transferencia del sistema de salud y la educación a las provincias fue absolutamente equivocada y eso ha generado muchos problemas. Hoy hay intención de hacer que las provincias se hagan cargo de la compra de vacunas, por ejemplo, esperemos que no se haga eso. Y definitivamente los subsidios al transporte público nos implicaría a los tucumanos unos 2 mil millones de pesos que es imposible que la provincia pueda asumir. Eso va a implicar que se transfiera a las tarifas. Tucumán tiene una tarifa de cerca de 15 pesos y esto lo llevaría a más del doble.  El 90 y pico por ciento de los subsidios que Nación gasta en Transporte Público se destinan al conurbano de provincia de  Buenos Aires y a CABA. Con lo cual la situación en el conurbano sería mucho más grave. Todo lo que financia la tarjeta SUBE, a los estudiantes, jubilados, etc. el subsidio a la demanda no puede cortarse sin que genere una crisis. Al Transporte público hay que favorecerlo no debe ser objeto de ajustes. Si favorecemos el TP disminuyen los accidentes de tránsito, para que haya menos problema de tráfico en las ciudades, faltan políticas claras en un gobierno que ha perdido el rumbo hace bastante tiempo”.

Discusión por el presupuesto

El diputado peronista tucumano agregó que “nosotros hemos sido muy claros, no hay ningún acuerdo por el presupuesto. Los gobernadores quieren ver la letra chica, queremos ver resultados. Hoy un presupuesto donde el FFS quede afuera  y el subsidio al transporte quede afuera no puede ser acompañado por nosotros.  A mí me parece que en Argentina Federal hemos sido mucho más que racionales, hemos acompañado políticas del gobierno nacional pedidas por ellos, en vistas a mejorar la gobernabilidad y respetando la institucionalidad. Inclusive votando leyes con las que no estábamos de acuerdo. Pero el rumbo de la Argentina es cada vez peor, peor la inflación, peor el Déficit Fiscal, nos hemos endeudado con el mercado y ahora también con el FMI. El trabajo disminuye, la pobreza aumenta, el Mercado interno empeora, yo lo que le pido al gobierno es que el proyecto que se envíe al Congreso sea un presupuesto honesto, que respete los diagnósticos de inflación. Vamos a garantizar razonabilidad pero no vamos a entregar la viabilidad de las provincias”.

Luego sostuvo que “hay una sobreestimación de la importancia del presupuesto, hay que discutir las políticas económicas que son la base del presupuesto. Si las políticas económicas siguen en este rumbo nos estamos engañando. Nosotros podemos tener un país empobrecido con Déficit Fiscal cero, de hecho USA tuvo un déficit fiscal 18% más que el año pasado y tiene pleno empleo. Hay que poner los recursos para que mejore la producción, el empleo, la inversión real, para que haya más mercado interno. Tenemos que aprobar un presupuesto posible, no va a ser la primera vez que Argentina no va a aprobar un presupuesto, si es que esto sea así, pero no vamos a arreglar argentina si votamos o no votamos el presupuesto. Lo que necesitamos es un dialogo sincero, para superar la crisis, ser responsables para trabajar en conjunto y mejorar esta situación de economía estancada”.

De una ficción de diálogo a una escucha real

En un claro reclamo al proceder del gobierno nacional, Yedlin afirmó que “necesitamos un dialogo real que mejore la oferta del menú de ajuste. Eso es lo único que se plantea desde el gobierno, y creemos que es hora de que amplíen las miradas”.

Consultado sobre los límites ideológicos del gobierno, el referente del Bloque Argentina Federal dijo que “hay una diferencia de prioridades importante. Pero este presidente fue electo por la mayoría de los argentinos y hay que respetar la decisión soberana de los argentinos que pusieron a este gobierno a gestionar las cosas del Estado. Y eso tenemos que respetar. Yo creo en la Universidad Pública y gratuita, en la Salud Pública para todos los argentinos, la movilidad ascendente para todos los argentinos tanto en lo social como en lo educativo. Estas cosas son parte de los consensos en Argentina. Y sabemos que esas cosas tienen un costo, hay que organizarlas y tenemos que generar eso para la Argentina. Es un gran desafío que tenemos”.

De todos modos, señaló Yedlin al final, que “Tucumán en estos años ha crecido en cuanto su exportación, nosotros hemos sido beneficiados en algunos puntos que ha impulsado del gobierno nacional, tenemos más vuelos de avión, tenemos mejor llegada a mercados internacionales, pero las políticas económicas macro necesitan un viraje importante, para salir adelante, sino no vamos a salir más de este círculo y vamos a estar peor con o sin presupuesto”.