“Un retroceso enorme”

“Un retroceso enorme”

El diputado Nacional Pablo Yedlin, se refirió en el programa Código de Barras de radio Frecuencia Zero, a la desjerarquización del Ministerio de Salud en Secretaría llevada adelante por el gobierno de Mauricio Macri.

 “En la Argentina hay una necesidad de un órgano rector que logre articular un sistema de Salud muy fragmentado, que tiene una fuerte pata en la salud pública, que está dividida en efectores nacionales, provinciales y municipales y de la seguridad social; tenemos un sistema que es mixto y también una parte en lo privado”, señaló el parlamentario tucumano.

Yedlin explicó que “la salud no es solamente la atención del enfermo, sino las campañas de prevención, del cuidado de las fronteras, de prevenir del dengue o las epidemias”.

En ese sentido, planteó que “hemos vivido en el país situaciones muy graves en la época de la ministra Ocaña, que no tenía conocimientos de salud, con las epidemias de dengue o de gripe A, que provocó más de 600 muertes en 2009, de las cuales más de cien eran embarazadas”.

Recordó que, en esa época, el médico Juan Manzur, que era vicegobernador de Tucumán tuvo que asumir la cartera de Salud nacional por situación sanitaria que era descontrolada.

“Hay que tener un Ministerio de Salud nacional fuerte, con presencia en el gabinete con gente que conozca y presupuesto garantizado”, recalcó.

El diputado advirtió que “si la desjerarquización de la cartera tuviera como objetivo desfinanciar el sistema de salud pública sería un retroceso enorme, con gran riesgo para todos, no sólo para los que se atienden en el sector público porque cuando la salud pública empeora aparecen enfermedades que afectan a todos”.

Espetó que “Stanley absorberá la cartera, quien en los últimos dos años no ha recibido al Consejo Federal de Desarrollo Social de las provincias lo que motivó que impulsemos un proyecto para que al Consejo se lo convoque por ley”.

En ese sentido, explicó que “la ministra tiene un trato directo con los grupos sociales y no a través de las provincias, con un objetivo absolutamente político; pero eso en Salud no va a poder pasar y va a tener que reunirse, porque el Cofesa existe por ley”.

Asimismo, recordó que, merced a gestiones como la de Manzur, la cartera sanitaria nacional cuenta, entre otros, con el programa de HIV Sida que garantiza acceso a los estudios y a medicación a todos los pacientes con esta enfermedad.

“Es un programa prácticamente único en el Cono Sur; un carnet de 20 vacunas que garantiza en cualquier etapa de la vida las vacunas a los argentinos, tengan o no obra social, lo que ha permitido la erradicación de múltiples enfermedades que todavía circulan en muchos países de América del Sur y de Europa o Asia”, especificó.

Recordó, además, que se generaron el Instituto Nacional del Cáncer, el Instituto de Enfermedades Tropicales y que se jerarquizó la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) con un jefe por concurso.

“En Tucumán pudimos armar cuatro hospitales nuevos, se jerarquizó la atención primaria, se mantuvo el programa Médicos Comunitarios con la capitación de postgrado de salud universitaria más grande en su historia”, ilustró.

Aseveró que “el objetivo claro es achicar la importancia de la Salud Pública por el desconocimiento de este gobierno nacional sobre el tema; fue una decisión política y

estoy seguro que Rubinstein no estuvo de acuerdo”.

Sugirió que “esta medida no surge de maneras aislada, sino cuando el programa Remediar, que ahora se llama CUS, cada vez envía menos botiquines al interior con menos variedad de medicamentos”.

Afirmó que “el gobierno no pudo comprar la quinta dosis de la vacuna antimeningocócica para menores de once años; impulsó una restricción presupuestaria del programa HIV Sida que hizo renunciar al director y todo su equipo y, además, no está comprando leche; evidentemente no es una medida aislada”.

Consultado sobre la actitud de Manzur ante el presupuesto que el gobierno pretende aprobar con apoyo de las provincias, Yedlin manifestó que el mandatario “ha sido claro en la reunión de gobernadores, expresando la voluntad de darle gobernabilidad al gobierno nacional, pero hemos dicho que vamos a ver con detalle el presupuesto. La Argentina tiene un grave problema económico, en gran parte autogenerado por el gobierno de Macri”.

Finalmente, Yedlin consideró que “hay exportadores, bancos y financieras y productores de energía que han aumentado sus ganancias, pero la gran mayoría de los argentinos están sufriendo el aumento de la pobreza; no vamos a acompañar un achique ni en la salud ni en la educación pública”.