El deporte sigue presente en la agenda tucumana

El deporte sigue presente en la agenda tucumana

El diputado nacional por el Frente Justicialista por Tucumán Pablo Yedlin charló en una entrevista radial y ratificó el compromiso del gobierno provincial con el desarrollo del deporte tucumano y el apoyo a los clubes de básquet de nivel competitivo. Ante las versiones que sostenían que Tucumán corre serio riesgo de quedar sin representantes en la Liga Argentina, segunda categoría del básquet del país dado que ni  Asociación Mitre ni Talleres de Tafí Viejo -los dos clubes que habían jugado la última edición del ex Torneo Nacional de Ascenso- están en condiciones de afrontar los gastos que implica disputar este campeonato y que esto se debe a la quita de apoyo del gobierno tucumano Yedlin declaró que “el año pasado el gobierno Tucumán apoyó a los equipos de básquet que volvieron a competir en la liga TNA y que es la categoría de ascenso para llegar a la primera del básquet nacional, Talleres de Tafí Viejo y Mitre. El gobierno solventaba los gastos que implican, las contrataciones de jugadores, que muchas veces son de otros países, más los viajes y las giras que la liga requiere. Nuestros clubes no están en condiciones de afrontar estos gastos.  Con el doctor Manzur previendo la necesidad de que Tucumán esté donde se merece, en las vidrieras deportivas se continúa con ese concepto. Pero como país estanos viviendo una situación diferente porque desde Nación no llega apoyo para casi nada. El Gobernador quiere apoyar y resolver esta cuestión. Es un proceso que lleva adelante la provincia y es malo cortarlo. Hay que sostenerlo en el tiempo. Ninguna política deportiva y de promoción del deporte se tiene que hacer a los saltos”.

El diputado ratificó que el gobierno de Manzur tiene la intención de continuar apoyando el deporte y a los clubes locales. Y señaló que  “la actual secretaria de la gobernación, la doctora Silvia Pérez, tiene la mejor intención de que esto salga bien, solo que el año es complejo, antes llegaban recursos para remedios, comedores del Ministerio de Desarrollo Social y mucho más que hoy no llegan y obliga a la provincia a gastos que antes eran absorbidos por la Nación. Nosotros no compensamos esos fondos con la coparticipación. O sea lo que dejan de mandarnos y por derecho nos corresponde. Pero no alcanza a compensar todo. Cuando uno ve lo que nosotros subsidiamos para CABA y el conurbano de AMBA, entre demanda, subsidios a sube, a la oferta más los subsidios al gasoil, que la nación y el ministerio de transporte les reconoce solo a las empresas de Buenos Aires, el cálculo da que el 96% del gasto nacional del subsidio al transporte va a CABA y AMBA, y el 4 % restante se divide entre el resto de las provincias. Cuando uno ve eso, entiende que las provincias están complicadas por el gasto”.

El Plan Belgrano fue un fiasco

El diputado agregó que “el plan Belgrano no está haciendo nada,  sé que está ejecutando. Hasta las ambulancias llegaron con sellos del PB, si eso es plan Belgrano se estará ejecutando. Y creo que hay un puente que están haciendo y algo en La Costanera, pero lo anunciaron tanto como algo de miles de millones de dólares y terminó siendo un fiasco enorme. Ante no nos querían dar fondos y ahora no tienen para darnos. José Ascárate tiene un discurso opaco que solo él entiende y lo esboza.  Nadie sabe cuáles son las obras del PB. El aeropuerto no fue PB sino que fue hecho con recursos del Aeropuertos 2000. No digo que no hayan hecho nada pero hicieron muy, muy poco. Y generaron ilusiones que no pudieron sostener”.

En Lamadrid por ejemplo no se han hecho obras y cuando vuelvan las lluvias se va a ver que no hubo avances. El tema de los jardines es un ejemplo, que se habían prometido por miles y no se hizo nunca uno. Antes había recursos, ahora no hay porque con el endeudamiento y la mirada financiera orientada a CABA y AMBA ha hecho que hoy la posibilidad que tienen de generar recursos sea muy inviable. Tienen que entender que hay que reactivar el consumo interno en este país en donde el PBI hasta ahora depende de inversión externa. No vamos a mejorar. Ellos (el gobierno nacional) tienen otra mirada, que ya ha fracasado repetidas veces”, enfatizó.

El doble discurso y la doble moral

En relación a las causas por aportantes truchos al partido de gobierno durante las campañas 2015 y 2017 también ocupó parte de sus reflexiones: “El escándalo de la lista de aportantes que teóricamente habían colaborado con Cambiemos en provincia de Buenos Aires y que fueron sacados de la lista de ANSES en la provincia de Buenos Aires es tremendo. Yo entiendo que acá nos quieren hacer creer que el problema son los políticos que aportaron para el FPV en Tucumán, pero el escándalo que implica que 7000 personas que no tienen que ver con la política y que encima son pobres no tiene parangón. Esto termina con gente con problemas legales, seguro”.

Y agregó que “se cae el discurso de transparencia de CAMBIEMOS, si repasan sus discursos y si hubiese una prensa más objetiva no dudaría un minuto en mirar críticamente el accionar de este gobierno, si aún lo siguen apañando es porque tienen medios que los cubren deliberadamente. Es un gobierno que no cambió la matriz de corrupción. El gobierno anterior la tuvo pero este no la ha cambiado”.

Además, afirmó que “la quita de retenciones también ha generado transferencia de recursos que en definitiva uno puede estar a favor o en contra pero hay que gobernar para todos los argentinos. Las cosas hechas tan abruptamente generan pobreza, necesitamos campo y minería pujantes pero también argentinos que puedan vivir en este país, asalariados que puedan comprar en el mercado interno y una brecha dentro ricos y pobres no se agrande. Hoy los insumos en Argentina están dolarizados. Es muy difícil para una empresa argentina capitalizarse, ¿cómo hace una empresa para ser competitiva con el nivel de costos en dólares que tienen?

Cerró recordando que “no nos olvidemos que Aysa, Edenor, Edesur, Transporte y Justicia la pagamos los argentinos todos. Y encima quieren que en el ajuste sea 70-30 y las provincias no pueden ajustar más”.

Y compartió una última reflexión sobre la decisión presidencial de utilizar a las Fuerzas Armadas para operativos de seguridad interior: “en cuanto a las Fuerzas Armadas cometen el mismo error, son temas que se deben discutir en el Congreso, no modificar por decretos que encima modifican toda una Ley. Haciendo la salvedad de que este ejército no es el de 1976, pero está mal pretender cambiar la función de los militares y que encima se lo hace de modo distractivo. Estas decisiones no se deben tomar entre cuatro paredes, tienen que formar parte de una discusión pública”.