Pablo cuestionó la inequidad en las tarifas de la luz

Pablo cuestionó la inequidad en las tarifas de la luz

“Hay dos modelos en juego. El de Macri, que no está generando mejoras en el país y está dejando a muchos tucumanos afuera, y el de la producción y el trabajo que impulsa Manzur.  Hay empleados que pierden el trabajo y la inseguridad alimentaria y el aumento de las tarifas que es desigual”, indicó Yedlin durante la entrevista.

Consultado sobre la disparidad del valor de las facturas tucumanas de  energía, sostuvo que  “la CABA tiene subsidiada la distribución de la luz en un 42 por ciento, a la que los tucumanos pagamos el 100 por ciento  y esto es una decisión de Macri, no de la Provincia como dicen ellos”.

En ese sentido, Yedlin explicó que “el valor de la energía tiene dos partes, una que hace a la  producción y transporte, a cargo de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y TransNOA y  la otra que es la distribución, que en Tucumán la hace EDET”.

“En lo que hace a la distribución y transporte que la hacen Cammesa y TransNOA tiene que ver con el Gobierno Nacional. En este rubro pasó a costar de 85 pesos el KW por hora a 600 pesos. Después de octubre costará 800 y más adelante, 1.200. Ese es el gran impacto”.

Explicó que “Tucumán paga en distribución el 100 por ciento del valor porque no tenemos la resolución de Macri que en CABA les permite pagar el 42 y el gobierno nacional se hace cargo del resto”.

Recordó que hasta la llegada de Cambiemos al poder, Tucumán tenía más subsidios a la luz por tres motivos: No le debía plata a Cammesa, tenía pocas pérdidas eléctricas y además es productora de energía.

“Eso dejó de existir, Macri nacionalizó los 19 mil millones de pesos que le debían todas las distribuidoras a Camesa, a la que nosotros no le debíamos nada y eso nos dejó sin subsidio”, se lamentó.

Por otro lado, expresó que “queremos ir al Congreso a mostrar cuáles son las realidades de Tucumán porque el presidente está mal asesorado”.

“Queremos un país con educación y salud pública, universidades gratuitas, clase media importante y movilidad ascendente”, manifestó.

Finalmente, anticipó: “El domingo vamos a esperar callados para que las urnas hablen”.