“Subejecutar en Salud es un pecado”

“Subejecutar en Salud es un pecado”

El precandidato a diputado nacional por el FJT, Pablo Yedlin, fue entrevistado en LV 12 donde respondió a diversas requisitorias en relación a la realidad de la Provincia y el país.

Una de las primeras consultas de los periodistas, fue sobre la  sobre la tarifa de luz eléctrica que rige en Tucumán.

En tal sentido, explicó que en “Buenos Aires la distribución de la electricidad está subsidiada y en Tucumán, no”.

Añadió que cuando surgió la tarifa social “fue solo para la ciudad y provincia de Buenos Aires y luego por la gestión de los referentes políticos de las provincias, como nuestro ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández, se consiguió el beneficio para toda la Argentina”.

Explicó que “en Tucumán donde la cantidad de habitantes  por medidor es mayor que en Buenos Aires, hace que la tarifa especial supere fácilmente el consumo mínimo de KW y se pase a la tarifa plana”.

Y se preguntó: ¿Por qué la ciudad de Buenos Aires, que tiene un PBI per capita siete veces mayor que Tucumán va a tener subsidio a la electricidad y nosotros no?

Consultado sobre la salud en Tucumán dijo que “hoy tenemos cuatro grandes maternidades que hace que sean muy seguros los nacimientos, con mucha calidad de atención, las neanotologías están trabajando muy bien, aumentamos tecnología como el angiógrafo del Padilla que permitió abrir la nueva sala de evaluación de pacientes con ACV  o el hospital Nestor Kirchner que es un ejemplo de trabajo para todo el país”.

Sin embargo, consideró que  “a la ministra Chahla le cuesta más porque tiene un ministro nacional que muy al contrario de lo que nos pasaba a nosotros con el doctor Manzur en Buenos Aires, tiene una mirada muy pequeña, está subejecutando el presupuesto, lo que en salud es un pecado”.

En ese sentido, siempre en referencia al ministro nacional Jorge Lemus, contó que “el programa Remediar que distribuye remedios en los Caps y que ahora se llama CUS Medicamentos,  trae menos cantidad y variedad”.

Agregó que “ha llegado menos cantidad de remedios de los trasplantados y CUCAI Tucumán tuvo que ver la manera de distribuir las cajas para no perder órganos, tampoco llegan los medicamentos de la Hepatitis C, cuyo tratamiento está cercano  al millón de pesos”.

También explicó que  “recibíamos un cupo de ambulancias porque necesitábamos reponer unas 25 por año por amortización, nosotros comprábamos diez y otras 15 llegaban desde la Nación, eso se acabó porque orientan los recursos para otros lugares”.

Por otro lado, aseveró que la Lista Celeste y Blanca del FJT es la que más defiende los intereses tucumanos: “Somos personas que no tenemos compromisos con Macri, a diferencia de la lista de Cambiemos que han sido todos empleados suyos, nuestro compromiso está con los tucumanos”.

Sostuvo que una votación contundente “le dará posibilidad al Gobernador de reconstituir los lazos mas allá de que el Presidente quiera ensanchar la grieta cada vez más; nosotros tenemos que intentar  achicarla  porque si el conductor (por Macri) choca el barco, chocamos todos.

También indicó que “una provincia donde la gente no puede comer o no llega  a pagar las tarifas la seguridad es una entelequia”.

Sobre sus proyectos señaló que “tengo algunos proyectos, como transformar a las vacunas por ley en obligatorias y una modificación de la norma de donante en trasplantes”.

“Hay 7 mil personas esperando órganos y se consigue solo un 10 por ciento por año, hay aspectos de la norma que habría que modificar”, concluyó.